4.05.2006

De las rebeliones de los pueblos originarios...

Ayer estaba cenando con un amigo y charlábamos de las rebeliones campesinas y aborígenes que hubo en América, muchas más de aquellas que nos eseñaron en nuestros años de colegio, hablábamos de como fueron sofocadas por los distintos grupos de poder, sobre todo la IglesiaCatólica y recordé que hace unos días en El ortiba una página que suelo visitar usualmente desde que el Profesor Hyde me la recomendóm había leido la siguiente nota: Rebeliones indígenas y negras en América latina , la misma es de Kintto Lucas, escritor y periodista nacido en Salto, Uruguay. Premio Latinoamericano de Periodismo José Martí 1990. Pluma de la Dignidad 2004 otorgado por la Unión Nacional de Periodistas de Ecuador. En Uruguay fue miembro del Consejo Editorial del Semanario Mate Amargo. Desde 1992 vive en Quito donde ha sido Editor Cultural y Editorialista del diario Hoy y editor de la Revista Chasqui, además de columnista de los diarios El Comercio de Quito y Expreso de Guayaquil. Actualmente es corresponsal de la Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS) y Director del Quincenario Tintají de Quito. Algunos de sus libros son: La rebelión de los indios, traducido al inglés con el título We Will Not Dance on Our Grandparent's Tombs. Indigenous uprisings in Ecuador; Rebeliones indígenas y negras en América Latina; Mujeres del siglo XX, Apuntes sobre fútbol, Plan Colombia, La paz armada y El movimiento indígena y las acrobacias del coronel.
Si siguen el enlace que incluí en el mombre del libro van a encontrar una aproximación a el, espero que les interese, al menos es una voz distinta.

3.23.2006

Y entonces... ¿Me pongo de nuevo la capucha?

(N. de R. La presente nota fue enviada por Carlos A.Bozzi - Abogado - Sobreviviente de La Noche de las Corbatas, por falta de tiempo pude recién hoy publicarla)


Cercanos ya los 30 años del golpe militar algo no funciona en el tema de los dere chos humanos. Aun quienes llevan años de lucha en este terreno no han podido instalar en la sociedad la conciencia generalizada de que la práctica de la desaparición forzada de personas, fue efectuada principalmente por funcionarios públicos, como son los cuadros profesionales de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, todos integrantes de un solo ente jurídico que no es otro que el ?Estado Argentino?.-

Ignorar a esta altura de los tiempos que los crímenes de la década del 70 se montaron sobre una estructura semi-pública de aprehensión de personas y un sistema clandestino de juzgamiento y eliminación de las mismas con la anuencia de influyentes sectores de la sociedad,es evadir la realidad.
Este diagrama de la muerte se diseñó como una POLITICA DE ESTADO,método que por una parte buscó ocultar los hechos, mientras que por otra registraba minuciosa y ad ministrativamente todo detalle de cada asesinato.
?Reticentemente (lo menos posible), con una ineficiencia que mezcla sabia- mente estupidez y formalidad (lo genérico y consecuentemente inútil para la diferen- ciación se repite como una ceremonia, los rasgos distintivos se ignoran, se esconden, se entierran), ciego, sordo y mudo a lo que no debía ver, oír o decir, pero tampoco pudiendo dejar de registrar, el Estado burocrático escribió, a su manera, la historia?, identificando de un modo u otro a sus victimas. (¿Qué significa Identificar?. Articulo de Maco Somigliana y Dario Olmo.- Equipo Argentino de Antropología Forense.)-
Y así, responsable único de esta historia, el ESTADO, el de ayer como el de hoy, sea quien fuere el que se encuentre al frente de su administración ,va evadiendo lentamente su obligación de brindar y poner al alcance de todos, los elementos necesarios e impres- cindibles para que miles de argentinos reconstruyan su historia.
Es que con el tiempo ciertas habilidades de la sociedad políticas provocaron desvia- ciones. El propósito de la represión fue impedir la reconstrucción de los acontecimientos, privar la posibilidad del recuerdo,intento que el poder jurídico estatal debió haber abortado definitivamente ,pero continua reticiente a hacerlo.
Por el contrario,a través de su brazo político el Estado sancionó leyes mediante las cuales otorgó impunidad a los represores tarifando posteriormente el dolor del secuestro, la tortura y la muerte. Estas normas fueron excusa para que la justicia no se expidiera sobre la responsabilidad del plan estatal de represión ,retrasándose años la búsqueda de la verdad..
Beneficiados mayormente quienes sufrieron largos cautiverios, olvidando una repa- ración igualitaria para aquellos que fueron secuestrados, apaleados y torturados por cuatro, cinco o diez días y vieron también frustado su proyecto de vida, perdieron sus trabajos, debieron migrar a otras ciudades del país o quedar señalados para siempre como ?subversivo suelto?, sin importar la suerte corrida tras su mini-calvario, la historia se habia difundido por otras voces.....
En tanto a través de las distintas administraciones políticas gran cantidad de afectados por los hechos de terrorismo fue ocupando puestos públicos mientras y otros desempeñándose en oficios radiales, gráficos y televisivos, monopolizaron con un criterio diferente la dilucidación final de la suerte de todos los perjudicados, en un intento de silenciar la memoria o al menos buscarle una interpretación distinta.
Apagados los ecos de la Conadep la misión posterior recayó administrativamente sobre la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación sobre cuya tarea no pueden emi -tirse comentarios favorables por la desatención a los casos comunes, a los hechos sin prensa ni tapa rimbombante. En el recuerdo están aún las víctimas del Norte y del Sur,del Este y del Oeste, de la localidad chica, del pueblo, de la aldea.......y de todos aquellos a los que el temor les privò de la posibilidad de poder explicar su calvario......
Los Juicios por la Verdad impulsados a partir de 1999 trajeron el aire fresco que avivó nuevamente un fuego de esperanza....... .Pero como siempre, el escollo fue el Estado. Sin los datos en su poder ,no es posible superar el manto de neblina que rodea todo el proceso, aún por más cantidad de represores que se encuentren detenidos o procesados.
No es bastante, en realidad casi nada:?Se resuelven algunas causas, se descabe- zan algunas cúpulas militares ,se ceden campos de concentracion para conservacion de la memoria? .(? Nuestros Hijos no desapare- cieron para siempre? Carta de una Madre de Santa Fe.) pero nunca se llega a la verdad total de los hechos.
Y entonces, la pregunta es : ¿ Hasta cuando?...............:

?Hoy pienso que los monstruos que hoy por su edad están en sus domicilios disfrutando de la compañía de sus hijos, de sus nietos, que por humanidad y edad gozan de este privilegio... yo me pregunto, en dos meses voy a cumplir 75 años y abrazando a todas las madres y padres que estarán en estas edades, pienso por qué no tenemos también por humanidad el privilegio de que se nos diga la verdad........
Por qué no podemos gozar también nosotros de un privilegio sobre el destino de nuestros queridos hijos y nieto. Y cuántos de estos padres se han quedado en el camino por el dolor de la tremenda perdida de no poder abrazar más ni saber de sus seres tan queridos........... se pueden hacer listas de tantos padres y madres, mi esposo falleció al año y dos meses de la desaparición de mi hija y tantos nombres para decir.....
Hoy oigo pasos en la escalera y aún me digo ?y si fuera?; pero también está la necesidad cada vez más grande de saber qué fue de ella, dónde está lo que pudo quedar de ella, por eso les pido ayuda a todos... ....Le pido ayuda a todos por favor, ayudenmé a saber, a encontrar. Nada más.? (Testimonio de Eva Fanjul de Sanllorenti,por la desaparación de María Eugenia Sanllorenti. La Plata 23 de Febrero de 2000.)
La realidad es una sola. Esto tiene nombre y apellido y no se soluciona con excusas ni discursos llenos de pretextos. Solo se necesitan datos,fechas,registros, anotaciones, documentos, resoluciones secretas y publicas, nomina de pilotos militares en el periodo 1976 a 1982, listado de todos los conscriptos clase 1955 a 1958,etc ?......todo lo que tiene el Estado y no da........y quizás sabe muy bien porqué lo niega u oculta.
La verdad también es una sola: toda dependencia de las Fuerzas de Seguridad en la década del 70 fue un centro clandestino de detención.....Cuartel, unidad naval , escuadrón, comisarias provinciales, unidades federales, dependencias de bomberos y miles de establecimientos estatales más.
El Estado no solo educó a estos funcionarios, sino que también los entrenó y les brindó asistencia espiritual, además de proporcionarles todos los recursos posibles para que procedieran como lo hicieron.( ¿Y los seguirá educando actualmente de la misma forma?........)
La mayoría de los integrantes de esas fuerzas participaron de la represión y los que se opusieron fueron separadas de sus cuadros,cuando no asesinados y menos aún reivin- dicados por gobiernos democráticos posteriores..
Por eso la memoria debe reconstruirse con todos los datos, no con algunos. Preguntarse ?que historia contar? implica insertar la historia de estos crímenes en cualquier proyecto político ajeno a la VERDAD que se busca. No es un proceder legítimo.
Los desaparecidos??se sabe quienes son, pero el Estado debe dar cuenta de lo acontecido, porque al fin de cuentas fue el autor de la acción y conoce el destino de cada uno...Aun no se han brindado todos los datos precisos de los desaparecedores?.muchos de estos le prestaron servicios después del gobierno militar, hasta que la misma asociación política los fue descartando a medida que no le eran útiles.
?La coexistencia en los espacios institucionales con los ex represores? sería ?el precio de la paz? , llegó a decir hace un tiempo una destacada funcionaria de la Subse- cretaría de Derechos Humanos.....toda una definicion.......
?Soplan brisas de democracia que borran las heridas del tiempo......, Te pusiste a pensar lo que pasa por la mente y por el cuerpo de aquel que viaja solo para gritar lo que ocurrió entonces........? (?Yo te escribo Hebe desde las celdas...?Carta de exdetenida-desaparecida en el Pozo de Quilmes/Banfield.)


?Y tu cabeza está llena de ratas. Te compraste las acciones de esta farsa y el tiempo no para.Yo veo el futuro repetir el pasado, veo un museo de grandes novedades y el tiempo no para, no para.? (Bersuit Vergarabat)

A esta altura de los tiempos, a treinta años......la situación de incertidumbre se per petua en un estado de cosas angustiante para los familiares...A los hijos los mataron.....con ellos esto no será necesario: se están muriendo solos.

Someter a los asesinados a una nueva desaparición es tan imperdonable como la ac- ción de quienes fueron sus ejecutores primarios. Desaparecieron sus cuerpos,acallaron sus ideas y en camino se está por asesinar su memoria.
Alguien quizás les llegue a exigir testigos de su propia muerte o se los volverá a juzgar y mientras se los sigue investigando, colocarles nuevamente la capucha. ¿Hasta cuando se va a seguir declarando, hasta cuando más pruebas.....? ¿Es difícil entender que cada día que pasa es un siglo..........?
Pero esta, como siempre, será una tarea de la sociedad y como tal, si el conjunto no es convencido del significado de este HORROR , poco más se podrá lograr, continuándose relativizando todo hecho vinculado con la impunidad, la corrupción y la muerte. Hace un tiempo alguien escribió: ?Los crimines contra la humanidad siempre son crímenes de la humanidad...Perpetrados por ella?..............Y no es fácil para ninguna comunidad ver de frente sus propios monstruos. No hay que olvidar esto.
Se extenderán los homenajes con las consabidas placas recordatorias, se reiterará el relato truculento, el libro del recuerdo, el reportaje oportuno, la falsa confesión y así ??.pero la verdad nunca más verá la luz............. y quién sabe si tantas ausencias no queden impunes.
Imposible revertir este largo silencio sin el esfuerzo de toda la sociedad, porque de lo otro ...ya dice la canción: ?No existe más iluso que el iluso que aún espere que la mano se la de el que lo gobierne?. (Fantasía y Realidad.-Callejeros).-

*Articulo Publicado en ?La Retórica?.

Publicacion de la ?Asociacion de Abogados y Procuradores de San José?

Diario Regional. Lomas de Zamora.Pcia.Bs.As.

Carlos A.Bozzi

Abogado

Sobreviviente de La Noche de las Corbatas

Carlosbozzi@hotmail.com

3.08.2006

Día internacional de la mujer

Mujeres (Silvio Rodríguez)

Me estremeció la mujer que empinaba a sus hijos
Hacia la estrella de aquella otra madre mayor
Y como los recogía del polvo teñidos
Para enterrarlos debajo de su corazón

Me estremeció la mujer del poeta, el caudillo
Siempre a la sombra y llenando un espacio vital
Me estremeció la mujer que incendiaba los trillos
De la melena invencible de aquel alemán

Me estremeció la muchacha
Hija de aquel feroz continente
Que se marchó de su casa
Para otra de toda la gente

Me han estremecido un montón de mujeres
Mujeres de fuego, mujeres de nieve

Pero lo que me ha estremecido
Hasta perder casi el sentido
Lo que a mi más me ha estremecido
Son tus ojitos, mi hija, son tus ojitos divinos

Me estremeció la mujer que parió once hijos
En el tiempo de la harina y un kilo de pan
Y los miró endurecerse mascando carijos
Me estremeció porque era mi abuela además

Me estremecieron mujeres
Que la historia anotó entre laureles
Y otras desconocidas, gigantes
Que no hay libro que las aguante

Me han estremecido un montón de mujeres
Mujeres de fuego, mujeres de nieve

Pero lo que me ha estremecido
Hasta perder casi el sentido
Lo que a mi más me ha estremecido
Son tus ojitos, mi hija, son tus ojitos divinos

3.04.2006

Calendario para la memoria

1976-2006 - 30 años del golpe

Este 24 de marzo se cumplirán treinta años del golpe militar, y los organismos y secretarías de derechos humanos preparan actos de repudio y homenaje. Marchas, debates, libros, muestras, hasta monedas especiales formarán parte de un aniversario que se conmemorará en todo el país y en algunas de las ciudades más importantes del mundo. Página/12 adelanta la agenda prevista para esa semana, aunque se espera que las actividades se extiendan durante todo un año que, no por nada, ya fue bautizado como el Año de la Memoria.

En la Ciudad de Buenos Aires

La Secretaría de Derechos Humanos porteña organizó una amplia agenda que incluirá seminarios, una muestra gráfica sobre las Madres, una proyección de fotos en el Obelisco y la inauguración simbólica de las placas con los treinta primeros nombres del monumento a los desaparecidos en el Parque de la Memoria. Como acto central, el 24 se realizará la histórica marcha desde el Congreso hasta Plaza de Mayo. Sin embargo, a la movilización se sumará una serie de actividades a lo largo del mes. Para ello un centenar de organismos de derechos humanos y agrupaciones sociales conformaron el ?Encuentro 30 años, Memoria, Verdad y Justicia?, encargado de armar una agenda unificada en todo el país. Hasta el momento, las actividades previstas son:

- 10 al 12 de marzo. El Partido Comunista y la Federación Juvenil de La Paternal inaugurarán un mural en el Centro Cultural La Muralla. Para ello abrieron un concurso que finalizará el 15 de marzo.

- 20 al 25 de marzo. El Centro Cultural de la Cooperación y la Liga Argentina por los Derechos del Hombre expondrán una recopilación de documentos y fotografías con los testimonios e historias de vida de los desaparecidos en La Paternal y Villa Mitre.

- 20 al 24 de marzo. Los vecinos de La Boca están trabajando en la recuperación de las historias de vida de los desaparecidos en el barrio. Se colocarán placas en sus casas y ex lugares de trabajo.

- 22 de marzo. La Subsecretaría de Gestión Pública realizará una mesa debate en la que, entre otros, participarán la ministra de Defensa, Nilda Garré; la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y el titular de Gestión Pública, Juan Abal Medina.

- 23 de marzo. La Asociación Madres de Plaza de Mayo que preside Hebe de Bonafini arrancará con un concierto en Plaza de Mayo. Entre otros artistas, actuarán León Gieco y La Renga. También se proyectará en dos pantallas gigantes un documental que hace un recorrido histórico desde la Masacre de Trelew hasta la dictadura, realizado por alumnos de la Universidad de las Madres. El acto terminará con un discurso de Hebe a la misma hora en la que comenzó el golpe de Estado.

- 24 de marzo. A las 17 comienza la marcha desde el Congreso hasta Plaza de Mayo. Participarán los organismos y las agrupaciones políticas y sociales que integran el espacio ?Encuentro 30 años, Memoria, Verdad y Justicia?.

En la provincia de Buenos Aires

A diferencia de años anteriores, la Secretaría de Derechos Humanos bonaerense reunió a los intendentes de casi todos los municipios para armar en conjunto los eventos.

- 15 de marzo. La Universidad Nacional de Quilmes organizó un concurso para la construcción de un ?sitio de la memoria?, que se inaugurará en la sede de Bernal en homenaje a los desaparecidos de la universidad pública. Las propuestas se recibirán hasta el 15 de marzo y se exhibirán en la facultad desde el 20 al 24 de marzo.

- 18 y 19 de marzo. La Municipalidad de Morón inaugurará un recorrido histórico en la Mansión Seré, que funcionó como centro clandestino dedetención bajo las órdenes de la Fuerza Aérea entre 1976 y 1978. El evento incluirá visitas guiadas a las excavaciones de la propiedad, charlas y obras de teatro. El cierre será con un recital con las actuaciones de Liliana Herrero, Horacio Fontova y Lito Vitale, entre otros músicos.

- 24 de marzo. Se realizará un acto en Astilleros Río Santiago para homenajear a los sesenta obreros que fueron secuestrados durante la dictadura.

- 31 de marzo. La CTA organizó un concurso de arte, ?La militancia de los trabajadores durante el genocidio?. La convocatoria se orienta a diversos géneros. Para mayor información, visitar www.cta.org.ar

En el resto del país

- Córdoba. La municipalidad de San Vicente inaugurará el ?Mausoleo de la Memoria? en el cementerio de San Vicente, donde ya se identificaron casi una decena de cuerpos enterrados en fosas comunes.

- Rosario, Santa Fe. El 23 de marzo, el Museo de la Memoria inaugurará la muestra ?Sombras a la luz?. El 24, la jornada arrancará con actividades educativas en el Bosque de la Memoria inaugurado en el parque Scalabrini Ortiz.

- Santiago del Estero. La Asociación por la Memoria, la Verdad y la Justicia, y la Asociación Permanente por los Derechos Humanos (APDH) realizarán el 24 de marzo un acto frente a la sede donde funcionaban los servicios de inteligencia juaristas a cargo de Antonio Musa Azar. Actuarán Víctor Heredia e Ignacio Copani.

- Tucumán. Los Familiares de Desaparecidos de Tucumán, APDH y las Madres de Plaza de Mayo realizarán el 18 de marzo un acto de repudio frente a la base militar que funcionaba bajo la jefatura del Tercer Cuerpo. El 24 marcharán hacia la Plaza Independencia.

- Jujuy. El 20 y 21 de marzo se proyectarán unos videos sobre la complicidad de la Mercedes-Benz con la dictadura. El 22 se presentará el libro Memorias del apagón de Delia Maisel. El acto central será el 24 con una marcha desde el Parque de la Memoria.

- Misiones. El de Centro Derechos Humanos y Memoria Popular estrenará la obra de teatro La masacre de Margarita Belén. Durante la semana del 17 y 24 de marzo se realizarán peñas, charlas debate, obras de Teatro por la Identidad y se proyectarán cortos.

En el exterior

- España. La Asociación Pro-Derechos Humanos de España realizará en el centro Villa de Madrid un recorrido con fotos y debates que comienza con los exiliados durante la dictadura, sigue con las denuncias realizadas desde el exterior y termina con un balance de las causas abiertas contra los represores actualmente en el extranjero.

- Francia. Los residentes argentinos de Grenoble y Lyon convocaron para abril a la ?Semana argentina, deber de memoria y resistencia?. La jornada incluirá la exposición fotográfica ?Los Hijos, Tucumán veinte años después? y una conferencia de Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora.

- Italia. Durante la semana previa al 24 de marzo se proyectará el documental Semilla de utopía, de H.I.J.O.S., en el Museo della Resistenza, en la ciudad de Torino.

La memoria y sus recodos

Hace unos dias me llegaron dos mails que hacen referencia a la proximidad de cumplirse los 30 años del golpe genocida encabezado por Videla, Massera y Agosti, esos textos aparecerán con seguridad en fecha más cercana a ese día, pero hoy me parece bueno recordar que la gente de H.I.J.O.S. organiza un escrache a Videla para ese dia.
Se reciben adhesiones en la siguiente direccicón de mail: hijos10@gmail.com

2.02.2006

Caminando por el barrio de Once

Leyendo estos tres últimos post parecería que pude haberme puesto monotemático, pero les aseguro que los que siguen serán acerca de otros temas, pero hoy pasaba por el barrio de Once y recordé una nota de Mex Urtizberea que me envió tiempo atrás una amiga y quiero compartirla con uds.


Republiqueta de Cromagnon - Mex Urtizberea (Para La Nación, 7 de Enero de 2005)
Vacunas de hierro que matan. Aviones que se despistan trágicamente. Trenes destrozados. Autos que corren picadas asesinas. Motociclistas sin casco. Rutas sin señalización.
Choferes de micros sin dormir sobre rutas sin señalización. Esquinas fatales que esperan por un semáforo. Alcantarillas traicioneras. Barreras tramposas. Hamburguesas sospechosas. Cables sueltos, pelados, mojados, en lugares públicos. Expedientes que se pierden. Prófugos que no se buscan. Justicia sólo de a ratos. Documentos nacionales de identidad que tardan meses en llegar. Documentos nacionales de identidad que se compran en cualquier lado. Puertas de vidrios en escuelas. Escuelas sin puertas, ni estufas, ni tizas. Patovicas violentos que no figuran en ningún registro. Burocracia para plantar un arbolito. Arboles que se talan impunemente. Elementos radiactivos que reparten cáncer a los habitantes. Deposición sin esterilizar de residuos patógenos. Deshechos industriales que contaminan el agua. Aguas que se venden. Barrios sin agua, con 37 grados de calor. Pueblos inundados. Cortes de luz sin responsables a la vista. Estadios de fútbol cuyos alrededores se convierten en trampas mortales. Trampas en las planillas, en las boletas, en los tickets. Armas en cualquier mano. Geriátricos y guarderías en manos de nadie. Autos contrabandeados. Discapacitados sin rampas. Cordillera catamarqueña en venta. Reservas naturales en venta. Y un boliche asesino. Desidia asesina. 185 muertos. Estamos menos civilizados que el hombre de Cromagnon, menos avanzados, organizados, evolucionados. Somos la República atada con alambre, hecha de cartón y media sombra, de coimas y negligencias, de piolas, bananas, vivos, langas, cancheros, pistolas, winers. De inspectores sólo de quioscos. De permisos permitidos ineficazmente. Somos la República en emergencia, sin puertas de emergencia; en llamas, sin matafuegos. Somos la República en la que una cadena de irresponsabilidades termina en una puerta de salida cerrada con cadena. Somos la República de los 185 muertos porque sí. Republiqueta de Cromagnon es tu nombre, Argentina."

1.02.2006

Cromagon: Entre la memoria y la justicia

Prof. Juan Carlos Sánchez *

30 de diciembre. Anochecía y de repente, un vendaval de sirenas apenas alcanzaba para darnos cuenta que algo grave había ocurrido en la Ciudad de Buenos Aires. Y de golpe, había comenzado a conocerse una de las mayores tragedias vividas en la Argentina, cuyo luctuoso saldo de 194 vidas perdidas por la irresponsabilidad y por la corrupción daba cuenta de su magnitud con el correr de las horas a través de los ríos de tinta y de las imágenes radiales y televisivas.

Sin dudas, la tragedia de Once marcó un hito fundamental en la conciencia social, provocando una sucesión de hechos políticos de gran importancia y una severa revisión del rol del Estado en la prevención de catástrofes que aún no ha terminado. Bastó para que la solidaridad se expresara a través de Internet, mediante cadena solidaria, con el fin de ayudar a los familiares de las víctimas en tan trágicos momentos como también para iniciar el largo camino de la determinación de las responsabilidades políticas, administrativas y judiciales que, aún hoy, sigue sacudiendo la modorra de la ciudadanía porteña.
Sin embargo, hoy apenas podemos pensar en ese amigo o en esa amiga, en ese compañero o compañera de trabajo o de emociones mientras los vaivenes políticos y judiciales nos siguen demostrando que la impunidad sigue merodeando a cada instante. Cada escrito presentado en sede judicial pretende intentar, por un lado, la búsqueda de justicia y por otro, la evasión o disminución de la cuantía de las responsabilidades que atañen a quienes tenían el deber de preservar la vida de aquellos que hoy recordamos y la salud de aquellos que hoy nos acompañan en este duelo mientras que la política sigue bailando el minué, provocando una campaña electoral sin elecciones y sin terminar de definir la responsabilidad que le cabe al Dr. Aníbal Ibarra.
No podemos engañarnos, cuando tenemos conciencia que el juzgamiento está en manos de un kirchnerismo ávido de omnipresencia y de un macrismo ávido de poder para hacer buenos negocios como en los `90 porque, no olvidemos, Macri fue y es uno de los responsables de la actual tragedia socioeconómica argentina que se inició con la Dictadura militar de 1976. Tal vez, esta sea la gran paradoja de Cromagnon. La que hizo y hace dudar a muchos sobre el tenor del camino tendiente a buscar las responsabilidades políticas pero tampoco podemos soslayar, sin dudas, que existen otras responsabilidades políticas que deberán ser determinadas en un futuro más o menos cercano con respecto a la actuación de la Policía Federal.
Entre la memoria y la justicia, se va un año en el que se tomó conciencia de la vital importancia de la seguridad en los eventos públicos de carácter masivo, ya sea recitales o partidos de fútbol, al igual que en los lugares de concurrencia masiva, como los shoppings y paseos de compras, pero todavía no se advierte una acción estatal destinada al efectivo control de los establecimientos en los cuales se realizan estas actividades como también tampoco se han arbitrado alternativas para que la cultura alternativa, en el género musical, tenga su lugar físico teniendo en cuenta sus escasos recursos económicos.
Memoria, Verdad y Justicia son las palabras que deben acompañar nuestro homenaje para que, de una buena vez, comience una nueva etapa en la cual pueda desterrarse el vale todo que caracteriza a la sociedad porteña y a una clase política impermeable a los exigencias de la ciudadanía y demasiado permisiva con el poder económico.
Memoria para nuestros pibes. Para Mariana Márquez. Para que nunca más la desidia estatal y la irresponsabilidad empresaria vuelvan a tronchar los sueños e ilusiones de una juventud que busca, tan sólo, un poco de diversión sana a través de la música.
Verdad para saber quienes fueron los responsables, aunque nunca sepamos quien fue el autor material de la tragedia y cómo sucedieron los hechos en rigor de verdad. Para saber cuales fueron las negligencias estatales y privadas que, aún hoy, siguen en la nebulosa judicial.
Justicia para que todos los responsabilidades sean adjudicadas en su verdadera medida y su evasión sea sancionada debidamente. Para que nuestros pibes puedan descansar en paz y para que los sobrevivientes puedan retomar el camino, el que se detuvo en esa noche por esa inconsciencia y por ese descontrol propio de la típica puta cultura argentina que supimos conseguir.
En este trípode, debemos recordarlos y también hacerles recordar a todos los argentinos que solamente mediante él se podrá comenzar a construir una nueva Argentina en la que se pueda vivir con dignidad y festejar con seguridad.
* Juan Carlos Sánchez es Profesor de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales en I.S.P.'Dr. Joaquín V. González'.

12.29.2005

Un minuto de silencio

Creo que el mejor homenaje para el aniversario de Cromañon para los pibes que se fueron es el silencio ya que se habla tanto, tanta rosca política se mueve alrededor de esto....
Paz para quienes hoy no están y firmeza para quienes sufren y luchan guiados por el recuerdo y el amor en su corazón.


Image hosted by Photobucket.com

12.21.2005

Monte Chingolo homenaje a los combatientes

Jueves 22 a las 19:00 hs. en la Universidad de Madres de Plaza de Mayo.
Viernes 23 a las 17:30 hs. en la puerta del ex-Cuartel. Camino General Belgrano y Los Andes.

El combate de monte chingolo

Hace 30 años, el 23 de diciembre de 1975, a menos de 20 Km. de la Casa Rosada -sede del Poder Ejecutivo Nacional- en un barrio del Sur del Gran Buenos Aires, alrededor de doscientos combatientes del Batallón Urbano General San Martín del Ejército Revolucionario del Pueblo se empeñaron no sólo en la mayor batalla de la guerrilla, sino en la mayor batalla de la lucha de clases en la Argentina.

¿Quiénes se enfrentaron en esta batalla?

De un lado estaba la gran burguesía nativa, aliada y socia menor del imperialismo, con sus instituciones de poder: el sistema parlamentario, los medios de comunicación de masas, la jerarquía de la iglesia y las fuerzas armadas y policiales.
Del otro, el pueblo argentino: la clase obrera, el campesinado pobre, los estudiantes e intelectuales revolucionarios, la clase media urbana y rural, quienes de lo pequeño a lo grande, de lo simple a lo complejo, de la filosofía a la acción política, habían ido construyendo, también, sus organizaciones de poder: las organizaciones políticas revolucionarias, el sindicalismo clasista, las coordinadoras de gremios en lucha, las ligas agrarias, el movimiento de sacerdotes para el tercer mundo, los cristianos por el socialismo, las fuerzas armadas de la revolución, sus organizaciones guerrilleras y, en particular, el Partido Revolucionario de los Trabajadores, dirección política y militar del Ejército Revolucionarios del Pueblo.
¿Por qué, en la actualidad, la burguesía y los reformistas tratan de ocultar al ERP, por qué tratan de que no quede siquiera su recuerdo, igual que como hicieron con la sublevación de los esclavos en el imperio Romano en el siglo II antes de Cristo? Los esclavos durante años mantuvieron la lucha contra los esclavistas y cuando estos lograron derrotarlos el emperador de Roma ordenó que fueran destruidas todas las construcciones que habían levantado, que no quedara de ellas piedra sobre piedra, para que no dejar ningún rastro de esa ejemplar lucha por la libertad. Pero, aunque no quedó nada material, no pudieron ocultarla: durante dos mil años el nombre de Espartaco fue levantado por las clases oprimidas cada vez que la idea de la libertad se afirmamó en la conciencia de los pueblos. Del mismo modo las clases dominantes han intentado enterrar la historia del PRT y del ERP y, en particular, su acción más audaz, más decidida, más emblemática en la lucha por el poder y por la construcción del socialismo en la Argentina. Que no se hable de su grandeza, que no recordemos la pujanza de aquellos combatientes, que no relatemos el desinterés y el altruismo de aquellos jóvenes patriotas, que no veneremos a nuestros héroes y mártires. Y si ello no fuera posible, al menos, que nos avergoncemos ante nuestros hijos y ante nuestro pueblo de haber luchado, de haber tenido la valentía de disputarle el poder al amo imperialista.
Pero ¿cómo se explica que los trabajadores y la juventud argentina hayan hecho una gesta tan gloriosa que para encontrar otras de tamaña magnitud tengamos que remontarnos a las batallas fundadoras de nuestra nacionalidad en la guerra por la independencia de Argentina y América Latina? ¿Cómo se explica que en una misma jornada se dieran cita jóvenes heroicos como el tambor de Tacuarí y las niñas de Ayohuma, aguerridos soldados como los infernales gauchos de Güemes y oficiales revolucionarios como la Capitana Juana Azurduy o el Sargento Cabral?

La situación política

A fines de la década de 1960 la acumulación de fuerzas y experiencias desde el golpe gorila de 1955 -con el consiguiente debilitamiento de la alternativa parlamentaria como forma de dominación burguesa- y del triunfo de la Revolución Cubana en 1959 con sus vientos de renacer revolucionario, comenzaban a darse los frutos organizativos y a extender la conciencia socialista en miles de hombres y mujeres de nuestro pueblo. Es así que el pueblo de Córdoba los días 29 y 30 de mayo de 1969 y el de Rosario los días 16 y 17 de setiembre del mismo año se levantaron en contra de la dictadura de Onganía dando inicio a una serie de puebladas y al nacimiento de poderosas fuerzas revolucionarias en nuestra patria. El 29 y 30 de julio de 1970 el Partido Revolucionario de los Trabajadores, en su V Congreso, fundó al Ejército Revolucionario del Pueblo cuya línea operativa y su programa aspiraban ganar el corazón y la mente de las masas.
En un nuevo movimiento semi insurreccional en Córdoba, el 15 de marzo de 1971, conocido popularmente como el Viborazo, ya flamearon acompañando las columnas obreras las banderas del Ejército de los Andes desde cuyo centro alumbraba la Estrella Roja del socialismo. El Viborazo dio por tierra con el dictador Levigston, reemplazante de Onganía.
Ya derrotada, la dictadura militar ahora de la mano del nuevo dictador Lanusse, retrocedió y llamó a elecciones para desviar y contener el torrente revolucionario. Pero, al mismo tiempo y contradictoriamente, retrocedía favoreciendo la extensión de la conciencia socialista y la consolidación de una vanguardia combatiente. El PRT intentó responder en el terreno de lucha que proponía la burguesía organizando un partido electoral y un frente político para poder disputarle, también en él, la conciencia de las masas populares a la ideología dominante. Pero no logró concretar su participación electoral por sus propias limitaciones y porque estuvo casi solo en esta batalla contra la burguesía argentina que se unía ante el terror a la Revolución Social. En cambio, sí logró responder en el terreno militar, ocupando el 28 de febrero el Batallón 141 de Comunicaciones en Córdoba y alzándose con todo su armamento. Pocos días después, el 11 de marzo de 1973, el peronismo ganaba las elecciones presidenciales y el Presidente Cámpora pedía una tregua a la guerrilla. A este pedido el ERP respondió con un comunicado en el que argumentaba extensamente su negativa.
Luego de la enorme fiesta popular que significó la asunción del Presidente Cámpora, representante de Perón y apoyado por el ala progresista del peronismo, con su punto culminante: la multitudinaria y combativa movilización que consumó la liberación de los presos políticos el 25 y 26 de mayo y debido a varios hechos de signo progresista del gobierno, la máxima dirección del PRT consideró la posibilidad de suspender la continuidad de las acciones militares. Esto no llegó a expresarse públicamente ya que a sólo veintiséis días de asumido el nuevo Gobierno, el 20 de junio, se produjo la Masacre de Ezeiza. Ese día, para recibir a Perón que regresaba del exilio, se realizó la movilización de masas más grande de toda la historia argentina. La derecha peronista, responsable de la organización del acto, planificó y ejecutó una verdadera emboscada a las enormes columnas de Montoneros y la Juventud Peronista y, en realidad, contra todo el pueblo peronista. Desde el palco y distintos puntos elegidos tácticamente se lanzó una lluvia de disparos, con armamento de guerra, sobre la masa indefensa.
Este hecho marcó el inicio de la contraofensiva derechista contra las fuerzas populares que habían pasado a la ofensiva con el Cordobazo y el Rosariazo. De todas maneras el ERP, pese a que no había aceptado la tregua pedida por Cámpora, no realizó ninguna acción armada durante su Gobierno ni luego de derrocado éste el 13 de julio de 1973, hasta el mes de setiembre y a pesar de que nuestro compañero Eduardo Giménez, mientras realizaba una pegatina, fue detenido y asesinado el 29 de julio.
Con la caída de la Dictadura, la ampliación de los marcos democráticos y la liberación de los presos políticos, el PRT se fortaleció mucho. En los tres años posteriores, de 450 pasó a contar con alrededor de 6.000 miembros orgánicos. En los actos de homenaje a los Héroes de Trelew, la masiva concurrencia a los mismos fue otro indicador de la influencia y el prestigio alcanzado. A los pocos días, en las masivas movilizaciones de condena al golpe militar en Chile, varios miles de manifestantes se encolumnaron tras las banderas del ERP. Los sucesivos Congresos del Frente Antiimperialista y por el Socialismo, liderado por el PRT, convocaban cada vez más compañeros para culminar, a mediados del 74, con una concurrencia de veinticinco mil militantes que llenaron el estadio del Club Tiro Federal en la ciudad de Rosario.

El PRT centró su trabajo organizativo entre los obreros de las grandes fábricas, en particular en muchas de las doscientas cincuenta con más de quinientos trabajadores, el estudiantado universitario y secundario, en las villas y barrios populares, en el campesinado pobre del noroeste y el noreste.
El año 1974 fue de un rápido crecimiento y de profunda inserción en el movimiento obrero y de fogueo de los oficiales y combatientes del ERP en cientos de acciones, incluidas dos tomas de cuarteles, una exitosa y la otra frustrada.
La maduración del PRT como partido de la clase obrera se reflejó en la reunión de su Comité Central de setiembre, tanto en sus resoluciones sobre organización, como en el folleto Poder burgués poder revolucionario escrito por Santucho: "Las tendencias de la lucha de clases argentinas que se venían marcando cada vez más nítidamente apuntando hacia el fin del proyecto populista, y el comienzo de un período de grandes enfrentamientos de clase, han comenzado a cristalizar a partir del mes de julio de 1974. Perón, líder de masas, pese a su intransigente defensa de los intereses capitalistas conservaba aún alguna influencia sobre sectores de nuestro pueblo. Poseía autoridad, experiencia y habilidad para mantener a flote el desvencijado barco del sistema capitalista en el tormentoso mar de la lucha obrera y popular; y había logrado restablecer trabajosa y precariamente el equilibrio con la maniobra táctica del 12 de junio. Por eso es que su muerte colocó a la burguesía ante la necesidad de adoptar de inmediato definiciones políticas -que explotadores y opresores deseaban postergar aún por unos meses- con la consiguiente agudización de la crisis interburguesa".
"Este fenómeno, un notable impulso del auge de las masas, y un fortalecimiento acelerado de las fuerzas revolucionarias, políticas y militares, se combinan para configurar el inicio de una etapa de grandes choques de clases, antesala de la apertura de una situación revolucionaria en nuestra Patria. En otras palabras, entramos en un período de grandes luchas a partir del cual comienza a plantearse en la Argentina la posibilidad del triunfo de la revolución nacional y social, la posibilidad de disputar victoriosamente el poder a la burguesía y al imperialismo".
"Pero apertura de una situación revolucionaria... no quiere decir que ello pueda concretarse de inmediato... Ese período -que debe contarse en años- será mayor o menor en dependencia de la decisión, firmeza, espíritu de sacrificio y habilidad táctica de la clase obrera y el pueblo, del grado de resistencia de las fuerzas contrarrevolucionarias, y fundamentalmente del temple, la fuerza y capacidad del Partido proletario dirigente de la lucha revolucionaria".
La primera mitad del año 1.975 fue de grandes triunfos populares y del PRT y el ERP en particular. A principios de este año Santucho, en el editorial de El Combatiente del 7 de abril titulaba Nítidas luchas político-revolucionarias y analizaba que: "En cuatro frentes principales se está hoy combatiendo y en ellos es posible comprobar fácilmente que se trata de enfrentamientos políticos, de fondo revolucionario. En el Ingenio Ledesma de Jujuy, en los departamentos de Famaillá, Monteros y Chicligastas de Tucumán, en la ciudad de Córdoba y en las riberas del Paraná, la clase obrera y el pueblo se bate vigorosamente con todos sus recursos y motorizado por las fuerzas revolucionarias... Para comprender cabalmente el momento político que vive nuestra Patria es muy importante tener claro que estos cuatro frentes son las trincheras avanzadas del combate político-revolucionario... son los primeros choques de una lucha por el poder, de una verdadera lucha revolucionaria que comienza a tomar fuerza de masas".
Seis días después de publicado este editorial el ERP realizó, en las cercanías la ciudad de Rosario, la más importante acción militar exitosa de todo el período revolucionario iniciado con el Cordobazo. El ERP por intermedio de "la Unidad Combate de San Lorenzo escribió una vibrante página militar cubriéndose de gloria en el triunfal ataque al batallón de Arsenales 121 del ejército opresor". Lo que hizo más resonante el triunfo de las armas del pueblo fue que los militares lograron montar el sistema de defensa del Cuartel, pese a lo cual el ERP logró todos sus objetivos derrotando en combate abierto a las fuerzas enemigas.
A los cuatro frentes principales se le sumarían, en los meses de junio y julio, las luchas del proletariado de Buenos Aires con toda la significación de su enorme peso numérico. En estas movilizaciones, conocidas como las jornadas de junio y julio, que se dieron en todo el país al calor de las discusiones por los Convenios Colectivos de Trabajo, jugaron un papel dirigente las Coordinadoras de Gremios en Lucha constituidas por militantes del sindicalismo clasista y, entre ellos, jugando en la mayoría de los casos un papel dirigente, los militantes del PRT, de Montoneros y de la OCPO. Las luchas obreras de este año sumaron 25 millones de jornadas de huelga.
En el intento de ampliar las libertades democráticas sostenidas por las luchas recientes, el PRT adoptó, aunque tardíamente, la propuesta de convocar a una "Asamblea Constituyente Libre y Soberana". Mientras tanto, Montoneros impulsaba la "Renuncia de Isabel Perón y Elecciones Libre en 60 días" y el PC reclamaba por un "Gobierno de Amplia Coalición Democrática Cívico Militar". Las principales organizaciones del campo popular tenían distintas propuestas y no llegaron a coordinar una política para darle una salida política a ese enorme estado de movilización obrera y popular.
Al no lograrse la unidad del campo popular y decaer momentáneamente el accionar de la guerrilla, al no lograr "unir la lucha reivindicativa a la lucha democrática y formular, progresivamente, un único programa democrático y reivindicativo, que exponga sintéticamente las principales aspiraciones del pueblo argentino... en la perspectiva de un extenso Frente Democrático y Patriótico", comenzó un decaimiento en las movilizaciones.

El combate

El 23 de diciembre de 1975, en el marco de esta cruenta lucha por el poder, el PRT como dirección política y militar del ERP decidió la toma del Batallón de Arsenales 601 de Monte Chingolo con el objetivo de apropiarse de 20 toneladas de armamento para dar un vuelco en la relación de fuerzas político militares y, en lo inmediato, demorar la consumación de un nuevo golpe militar que ya estaba en preparación.
Ese día a las 19:45 hs. se iniciaban las acciones con el corte de los nueve puentes carreteros que unen la Capital y el Oeste con el Sur del Gran Buenos Aires; se hostigaba al Regimiento 7 de La Plata y las brigadas de la policía provincial de Quilmes, Avellaneda y Lomas de Zamora; se interrumpía el tránsito en los dos caminos que unen La Plata con el Sur de Gran Buenos Aires y se tendían dos anillos de contención alrededor del cuartel de Monte Chingolo. El combate fue encarnizado en muchos de esos puntos, algunos con particular éxito como el de la Avenida Pasco y en el puente La Noria.
A esa misma hora, 70 aguerridos combatientes al mando del Capitán del ERP Abigail Attademo iniciaban el asalto al cuartel. Ni bien entraron se encontraron, desde distintos puntos, con nutrido fuego de fusilería y de ametralladoras pesadas, haciendo evidente la preparación previa y con ella la pérdida del factor sorpresa. Pese a ello y sostenidos en su alta moral de combate, los combatientes tomaron parcialmente el cuartel, la guardia central, varios puestos de la guardia y la compañía Servicios. Era tal el empuje de los combatientes del pueblo que las fuerzas del ejército burgués, que los doblaban en número y multiplicaban varias veces su poder de fuego, sintieron que perdían el control de la situación y que el Cuartel caería en las manos insurgentes. Ello no se pudo concretar por la llegada de los refuerzos del Regimiento 3 de La Tablada y el Regimiento 1 de Palermo. A las 21:00 hs., pese a la enorme superioridad del ejército opresor, los combatientes del pueblo se reorganizaron y provocaron un contraataque para favorecer su propia retirada.
Monte Chingolo se inscribe en el marco de una contienda de clases en que las fuerzas populares habían pasado a la ofensiva por la revolución y el socialismo y en el cual las fuerzas contrarrevolucionarias, desde junio de 1973, intentaban quebrarla por medio del Terrorismo de Estado. En este contexto político y militar, la decisión del PRT aspiraba a mantener la ofensiva en todo de acuerdo con la tradición revolucionaria mundial.
¿Cómo se explica tanto coraje, tanto heroísmo, tanto despliegue de preparación combativa y combatividad? ¿Cómo explicar que habría que remontarse a las batallas de la guerra de nuestra primera independencia contra el colonialismo español para encontrar hechos que se le puedan comparar? La única explicación es que los combatientes revolucionarios del ERP estaban conscientes de ser protagonistas de una batalla decisiva por la segunda independencia nacional, esta vez en contra del imperialismo norteamericano, principal enemigo de la humanidad y de los pueblos argentino y de toda América Latina.

¡Gloria eterna a los héroes de Monte Chingolo!
Comisión de Homenaje

12.14.2005

Aquel diciembre del 2001

Pensaba hoy en que podía postear, y lo primero que me vino a la memoria fueron los hechos de aquellos días de diciembre de 2001, y no encontraba las palabras justas para hacerlo, buscando entre las notas que tenía archivadas encontré lo siguiente:
La eterna vida de los fusilados
a las Madres de Plaza de Mayo
Fui guerrillero en los años ?70, y antes desterrado por la ley de extranjería. Cuando nací ya traía en mi cuerpo la pólvora de la bala ciega que me mató por anarquista en la huelga de peones patagónicos. Me sacaron a bastonazos de la universidad cuando Onganía, y caí preso por patear el tablero del Gran Acuerdo Nacional. Me desaparecieron en la noche militar del año ?76 junto a miles de mujeres y hombres como yo, católicos y no, villeros y amas de casa, militantes sindicales y de organizaciones armadas, estudiantes y médicos y albañiles, todos revolucionarios. Mi sangre toda roja manchó aún más el suelo apenado de la patria y todavía se niega a ser lavada por las tercas lluvias que siguen lloviendo en el sur. Sin embargo, volví a la vida en la lucha de mi madre, madre a su vez de mis 30000 compañeros desaparecidos. Asistí impasible a la impunidad. Vi en el sol del pañuelo blanco de mi madre la tenaz resistencia de mi pueblo al chantaje, al olvido, al perdón. Fui amado hasta la raíz cada vez que las Madres de Plaza de Mayo se negaron a recibir dinero y cargos políticos a cambio de mi vida. Fui niño otra vez en el sueño de mis hijos; crecí sorprendido y alegre en la rebeldía de la juventud de mi país lleno de América Latina, en los trabajadores desocupados, en los obreros que enfrentan a los mismos burócratas sindicales que fueron cómplices de mi desaparición. Ciertas partes de mí están encerradas en la injusta prisión que aún hoy sufren mis compañeros presos políticos. Sus palabras y pensamientos de libertad vuelan conmigo desde el fondo de las oscuras mazmorras donde sobreviven, llevando con sigo el mismo deseo, la misma convicción, que tuvieron mis hermanitos fugados de la cárcel de Rawson, masacrados en Trelew, vueltos al combate miles de veces. Desaparezco otra vez en la muerte inexcusable, incomprensible, de los cien niños que cada día, todos los días, suben al cielo sus vocecitas de leche con vainillas, asesinados por la riqueza de los capitalistas y su secuela de hambre y enfermedad para las cuatro quintas partes del país. No obstante, siempre estoy volviendo a la vida. Mi eterno regreso es consecuencia de la lucha, de la entrega, de la dignidad, de mi pueblo. Un día que fue 20 y era diciembre de 2001, regresé con fuerza a las mismas calles donde amé y me quisieron, donde me escondí del enemigo militar, donde fundé junto a mis compañeros las cien siglas del sueño revolucionario. Tiré a las patrullas policiales piedras recogidas en la gesta del Cordobazo. Me fusilaron por la espalda en la exacta esquina donde antes conspiré contra el régimen instituido. Caí treinta y pico de veces aquel solo día de diciembre, y me levanté tantas otras como cacerolazos hubo durante todo aquel verano. De los golpes que la caballería les propinó a las Madres aquel día, saqué para callos duros donde ahora rebotan los palazos de las fuerzas de (in)seguridad. Fui al Puente Pueyrredón cierto mediodía frío de junio y me mataron otra vez, y fui parido nuevamente en los hornos de la empresa Zanón, y en las costuras de las compañeras de Brukman, y en los cortes de ruta de la Verón y el MTR. Concurrí otra vez a mi propia muerte cuando los traidores se sentaron a comer a la mesa servida con mi asesinato. Burócratas de centro izquierda, de centro derecha, sacaron personería jurídica para subsidios con el testimonio de mi cabeza estallada en mil pedazos por la bala de una itaka policial. Ellos piensan que me matan definitivamente así, tallando mi nombre en una placa de mármol, haciendo fallutos minutos de silencio, cantando el himno en nombre de la paz que me mató aquel 20 de diciembre. Pero se equivocan otra vez. No saben que mi vida siempre es otra cosa, que cuando ellos van, yo ya fui y vine cien veces, de la ruta cortada al puente incendiado, de la rectoría tomada por los estudiantes a la fábrica expropiada al ex-patrón. Mi yo lleno de gente ya no tiene nombre ni apellido; ahora es viento que sopla desde atrás del corazón herido de mi pueblo, rengo de balazos pero regado también por sueños, por la memoria indócil de la rebeldía, por el deseo de cambiar la vida y vencer la indignidad capitalista. No hay cajón que encierre la estrella de mi ensueño ni muerte que detenga todo lo que todavía tengo para vivir, exactamente todos los siglos que le quedan a mi pueblo para seguir haciendo historia.
Demetrio Iramain
Diciembre de 2002

12.11.2005

!mentira, mentira, a donde fuiste!

A pocos dias de cumplirse 18 años de la muerte de Luca, vaya para el este recuerdo.


?Cuando entré, vi a un pelado con un terrible rulo en la cabeza. Estaba sentado y, al menos lo recuerdo así, estaba como envuelto en una atmósfera extraña, como humo. Yo pensé: ?Y este Oaky de donde salió?? El tipo hablaba, decía que el no quería tocar ningún instrumento, que solo le interesaba cantar. Ese fue el primer día que vi a Luca Prodan en mi vida?. Las palabras son de Ricardo Mollo, y grafican el impacto que causaba este tano medio loco que había llegado atrasado a colonizar la Argentina escapando de la heroína para formar su propia banda de rock and roll. La historia de Luca Prodan tiene ribetes novelescos, miles de anécdotas que han sido transformadas inventadas y exageradas producto del mito que sucede a una muerte trágica y la una fama y que hoy se pasea por los oídos y lenguas de miles de jóvenes que siguen idolatrando al líder de Sumo. Aún hoy, a más de diez años de su muerte, somos muchísimos fans los que dejamos una flor en su tumba en el cementerio de Avellaneda para cada aniversario de su nacimiento y muerte, donde entierran botellas de ginebra con el gollete hacia abajo para concederle al pelado un último trago. Nacido el 19 de mayo de 1953 en el seno de una aristocrática familia italiana, Luca pasó una tranquila infancia en Roma, hasta que sus padres (un italiano y una escocesa) decidieron enviarlo a los 11 años a un exclusivo internado en Escocia, Gordonstown College, donde fue compañero del príncipe de Gales, Carlos. ?El colegio donde me mandaron es un gran rollo mío, allí me enseñaron mucho, pero al mismo tiempo aprendí que la sociedad quiere que seas una marioneta: cuanto más famoso y mejor es el colegio, más marioneta vas a salir o, si no, más loco". Así recuerda Luca su colegio, del que escapó a los dieciséis años para recorrer toda Europa hasta ser encontrado por su madre en una esquina en Roma, drogado. Fue internado y declarado demente por las autoridades italianas. En 1972 dejó Italia y se fue a vivir a Londres donde se hace definitivamente adicto a la heroína. Prodan no está ajeno a la fértil escena musical londinense, recogiendo en la capital inglesa las influencias musicales que harían de Sumo una banda única en el pobre universo rockero sudamericano, siendo testigo de la transición del rock sinfónico al punk y del estallido del reggae. En 1980, y tras la muerte de su hermana, Prodan no puede seguir combatiendo in situ su adicción a la heroína, y tentado por un amigo, Timmy McKern, decide dejar Londres y viajar a Argentina. ?Yo viví siete años en Londres y tuve que dejar todo y venirme porque la heroína me estaba matando. La heroína es la mamá eterna, es como el útero que te protege. Con ella no se jode, por algo es la segunda droga en importancia, la primera es el poder.? En 1981 llega a Córdoba, donde conoce a Germán Daffunchio. Ambos deciden formar una banda. Prodan vuelve a Londres, donde vende su departamento, compra equipos y convence a su amiga Stephanie Nuttal para que lo acompañe de vuelta a Argentina como baterista. En Córdoba reclutan a Alejandro Sokol para que toque el bajo, completándose así la primera formación de Sumo. A comienzos del 82 el grupo se traslada a Buenos Aires, donde tocaba en pequeños bares con un relativo éxito que más bien debiera ser llamado desconcierto. Un pelado italiano que canta en inglés y en español, acompañado de dos jóvenes cordobeses y una inglesa en la batería, haciendo una extraña fusión de Joy Division, Bob Marley, Lou Reed y los Doors, no era algo que se veía muy a menudo por esos escenarios que por entonces estaban ocupados por Charly García, Spinetta y Pappo. El 2 de abril de 1982 estalla la Guerra de las Malvinas y Stephanie Nuttal debe regresar a Londres (Sokol pasa a la batería y Diego Arnedo se encarga del bajo). Las radios dejan de pasar música en inglés por orden de la dictadura. Luca no se inmutó ante las prohibiciones y como si faltara algo para mostrar su espíritu transgresor, siguió cantando en inglés. En 1983, Alberto Troglio reemplaza a Sokol y se integran Ricardo Mollo y Roberto Pettinato (y bueno... que se le va a hacer...) . Entre Octubre del ?84 y Enero del ?85 graban su primer disco para un sello grande (antes habían editado de manera independiente Corpiños en la Madrugada), Divididos por la Felicidad. ?La Rubia Tarada?, uno de los temas del álbum, se transforma en un éxito. En la canción Prodan se burla de ese mundo de rubias ?taradas, bronceadas, aburridas?, del ?pseudo-punkito con el acento finito? y de ?hombres encajados en Fiorucci?, rescatando para sí la real Argentina de la calle, los bares y las cosas dichas por su nombre. Luca golpeaba al resto y se golpeaba a sí mismo con cada verso que entonaba. Decía las cosas con la crudeza de quien no se reprime ninguna idea (?¿Qué es Sumo? - Sumo es algo que hace tu abuela cuando no tiene nada que pensar?). Asumía un aspecto temible: rapado, gafas oscuras y ropa de karate, para demostrar su asco hacia una sociedad materialista e hipócrita. Cantaba con el acento golpeado, revolcándose por el escenario o paseándose campante de un lado a otro con una botella de ginebra en medio de un show. Imprevisible, impetuoso, drogado, borracho, pero de algún modo lúcido, muy lúcido, las canciones le salían fáciles, como si estuviera atragantado con la realidad y se desatorara con la música, que brotaba de su cabeza como torrentosos ríos de ginebra, inundando nuestra sangre con su fuerte dosis de honestidad y poesía callejera. Cuatro discos de estudio y otros tantos de versiones inéditas han quedado como el legado palpable de un compositor extraordinario, un catalizador de las realidades de la periferia cultural argentina, intentó huir de un destino que le auguraba una temprana muerte europea que, sin embargo, lo persiguió hasta encontrarlo en el fin del mundo. En su último show estaba flaco, alcoholizado hasta el tuétano. Su voz sonaba menos golpeada, con un acento melancólico. En uno de sus primeros temas escribió
Creo que cortaré las cuerdas
que me atan al cielo
voy a dejar que se rompa el dique
no me preguntes por qué.
Dos días después, el 22 de diciembre de 1987, fue encontrado muerto en su casa. Su último escrito decía:
Vuelve ternura
Vuelve para quedarte
sos mi luz interior
brilla tu luz sobre mí